Consejos para reducir el uso del teléfono móvil en las vacaciones

23 Julio 2019
Categorías: 
General

Con la llegada de las vacaciones de verano suelen romperse las rutinas de los niños, por lo que los padres se vuelven más flexibles con respecto a el uso de los móviles al convertirse en la mayor distracción que tienen, ya que disponen de muchas más horas libres que lo habitual.

 

Es indudable que las pantallas tienen un fuerte atractivo para todos, dado que cada vez nos retienen con estrategias progresivamente más sofisticadas y agresivas. Asimismo, existe un desarrollo de la tolerancia a la exposición, por lo que existe una necesidad creciente de dosis mayores provocado por la habituación al consumo prolongado de pantallas desde las edades más tempranas.

Por ello, desde el primer momento es recomendable dialogar y consensuar con ellos cuánto tiempo deben estar con el dispositivo cada día, con el objetivo de crearles buenos hábitos en el uso de la tecnología.

Estos límites se establecen para que los niños aprendan a autorregularse, siempre teniendo en cuenta la edad del menor, ya que los más pequeños no disponen de dispositivo propio pero sí tienen acceso a los de su familia. En este caso, se puede configurar una clave de acceso en la consola o gestionar que el menor solo pueda conectarse desde casa en una franja horaria determinada.

De esta forma, progresivamente nuestros hijos podrán disponer de más tiempo libre para otras actividades como ir a la piscina o salir a montar en bicicleta, con todos los beneficios que eso conlleva.

Por tanto, cuatro consejos para reducir el uso del teléfono móvil estas vacaciones podrían ser:

1- Ser conscientes del uso de este dispositivo que hacen nuestros hijos y el que hacemos nosotros, realizando un análisis objetivo pensando si somos un buen ejemplo para ellos.

 

2- Crear ciertas opciones de mejoras, como puede ser no usar el móvil durante determinadas franjas horarias en casa o más de algunas horas al día.

 

3- Utilizar alguna aplicación que te avise de cuando alcanzas ciertos límites en el uso del teléfono móvil.

 

4- Fomentar actividades que hagan sentir bien y realizados a nuestros hijos y que antes quizás no tenía tanto sitio en sus vidas con el sobreuso de este dispositivo. De esta forma, se les puede incentivar con opciones alternativas de ocio no digital que podáis disfrutar juntos.